Hacemos varias cosas


Lo más usual, como empresa de arquitectos, es recibir clientes con alguna necesidad espacial y nosotros la convertimos en diseños.  De igual forma, algunas veces llegan clientes con varios diseños ya listos y nosotros los convertimos en edificios.  De la ideas al papel y del papel a los materiales, hasta entregar terminado el espacio. Diseñamos y construimos en las diferentes modalidades de contratación que hay.

Por otra parte, nos gusta hacer negocios con proyectos de arquitectura y crearlos desde cero.  Creemos que uno de los mejores focos de inversión está en el sector inmobiliario que, junto con buena arquitectura y un poco de visión, son una alternativa bastante interesante para cualquier inversionista.  El proceso que hacemos: buscamos terrenos, buscamos grupos de inversión, diseñamos el proyecto, lo vendemos, lo construimos y lo entregamos a los clientes finales.

FUNCIONALIDAD
CREATIVIDAD
ESPACIOS
EMOCIÓN

Debido a la experiencia que ya tenemos en crear el negocio del proyecto arquitectónico, también ofrecemos algo que nosotros llamamos “acompañamiento integral”.  Hemos visto que en la búsqueda de oportunidades para desarrollar terrenos suele haber mucha confusión, nosotros proponemos qué tipo de desarrollo se debe hacer, consultamos la norma, hacemos un estudio de factibilidad para ver las proyecciones económicas del ejercicio arquitectónico.

Una vez el cliente vea que el rendimiento y el proyecto son los adecuados para su terreno, iniciamos dos actividades paralelamente: el diseño arquitectónico con todos los estudios técnicos relacionados y estructuramos el departamento de ventas (contratos, fiducias, etc).

Posteriormente abrimos sala de ventas y coordinamos la recaudación de dineros. Una vez se tengan los recursos para construir, iniciamos la dirección de obra hasta entregarle al cliente final su inmueble y los recursos invertidos, además de la utilidad al cliente inicial.